El volcán domina La isla de los sonidos con su fuerza escénica y sus potentes rugidos. A modo de tipi, en su interior guarda el gran secreto: la central de mandos, desde la que los niños y niñas ejecutan las secuencias sonoras que componen el paisaje sonoro
de la isla.

Cuidado, que en cualquier momento puede explotar.