Parque sonoro experimental que toma la forma de una isla con volcán, timón, túnel, panel de control, puente y loro. Una instalación para tocar, jugar, generar músicas y ambientes. Todos los elementos que la conforman llevan integrados botones, altavoces, micrófonos o sensores controlados por un arduino. Un proyecto del Pequeño Club Sonoro, unión de los colectivos Chico-Trópico, Dart y Supermanazas.