El Parque Sonoro, o Isla de los Sonidos, es la pieza principal del  Pequeño Club Sonoro. Un gran espacio de juegos sonorizados originales, unificados bajo la idea de una isla que suena, donde se prima la experimentación musical combinada con el juego simbólico.

  • La isla se ha creado con materiales naturales, orgánicos y reciclados amables con los niños. Madera, hierro y tela para darle vida a una isla singular.

  • La instalación está programada con un sistema original de control que  capta información del entorno mediante sensores. Los movimientos de los niños y la manipulación de distintos dispositivos generan un paisaje sonoro musical basado en el juego.

  • El diseño sonoro de la isla quiere sacar el máximo provecho del juego simbólico de los niños y niñas. Los sonidos de los distintos dispositivos provienen de sesiones de grabación previas donde se invitó a niños y niñas a generar sonidos con sus voces, sus cuerpos e instrumentos no convencionales.